Categories

7 Consejos para ser más eficientes con el riego


La única manera si uno quiere tener un huerto exuberante, saludable, lleno de frutas nutritivas, o saborear verduras gustosas, es regar de vez en cuando. Para calmar la sed no significa que la factura del agua tiene que ser exorbitante, sólo se tiene que valorar este precioso recurso. A continuación exponemos distintos consejos para regar de forma inteligente para ahorrar tiempo, dinero y agua.

1. Compruebe la humedad del suelo.

Meter el dedo en el suelo unos 5 centímetros. Si detecta que el suelo está seco, es el momento de regar. Si no confía en su intuición, a continuación, introduzca un palillo-la madera, sin barniz, le puede ayudar como indicador de humedad. Hacer la misma operación que mirar el nivel de aceite del coche, clavé los palillos varios centímetros en el suelo, déjalo durante un minuto, y luego retírelo: Si la parte inferior se ensombreció con la humedad, entonces indica que el suelo esta húmedo y sino necesitamos regar. Si aún así no esta todavía convencido de sus habilidades para conocer la humedad del suelo, puede utilizar el tensíometro, simple lector humedad del agua que permite la medición precisa de humedad del suelo a 15cm de profundidad.

2. El agua en la profundidad

Las verduras y las plantas con flores responden mejor si sus raíces son largas y profundas. Para lograr tenemos que forzar que las raíces busquen el agua. La técnica, regar con menos frecuencia, asi animas el crecimiento de raíces más profundas porque habrá ciclos húmedo-secos. El uso de riego sistema de aspersión superficial estimula el crecimiento de raíces poco profundas. En plántulas jóvenes, por el contrario, será necesario riegos más frecuentes y poco profundas.

3. Levantarse temprano

Regar por las mañanas, cuando el aire es tranquilo y fresco y hay, menos evaporación, es el mejor momento para hacer el riego. Si el horario de la mañana no le permite y no dispone de unprogramador de riego, la mejor opción es por la tarde, dejando a varias horas para que las hojas se sequen antes de que oscurezca. Sin embargo, cualquier momento es bueno para lasplantas cuando empiezan a mostrar síntomas de estrés por sequía, incluso si esto significa que la mitad del día o la noche.

4. La regadera

La instalación de un aspersor de gran alcance en el centro de su parterre es simple, encender la manguera por una hora, y tomar una siesta o pasear al perro, pero el sistema de aspersoresson derrochadores de agua y en su lugar, termina en los pasillos, escalones y entre plantas, lo que fomenta el crecimiento de malezas. Para minimizar podemos usar mini aspersores para cultivos bajos o cinta de goteo para cultivos altos. Así cada fracción de agua emitida necesaria será más eficiente y llegará con más seguridad en la base de cada planta. El riego manual con manguera puede ser útil para dar un soporte adicional o una personalización a las necesidades de agua para cada tipo de planta. Esta técnica también es una buena manera que nos obligar a visitar el huerto para observar la evolución de los cultivos.

5. Comprar el equipo adecuado

Es divertido poner el pulgar en la boca de la manguera y rociar a distancia, pero el mismo tiempo es también un enorme desperdicio de agua. Una pistola de riego con distintos opciones de pulverización (ducha, remojo, plana, etcétera) le permite cerrar la llave del agua mientras se mueve entre las plantas, lo que minimiza el desperdicio de agua. También hay la versión con una lanza de mango largo, usted cosechará el beneficio adicional de no tener que agacharse para suministrar agua a la base de la planta. Urbaplant disponible de un cuenta-litros Ideal para medir y vigilar la cantidad de agua consumida.

6. Vieja escuela

Simple y sencillo, el anticuado regadera le permite orientar de manera efectiva un riego individual, lo que garantiza que el agua va directamente a sus raíces. Aunque representa hacer viajes arriba y abajo para rellenar. Aunque que pensándolo un poco, es una forma de hacer ejercicio y observar en cada riego como evoluciona cada planta.

7. Cierre el grifo

Abrir el grifo conectado en la red de la ciudad es la manera más obvia para suministrar agua a sus plantas sedientas, pero con un poco de creatividad, se puede reciclar el agua utilizada en casa para proporcionar el riego sin necesidad de encender el grifo. Usted puede redirigir agua en un deposito en lugar de por el desagüe. Un ejemplo es recoger la escorrentía del techo de la casa.


Cart  

product (empty)